Si quieres colaborar con el blog envia un email a :

Google

lunes, 7 de febrero de 2011

Injusticias del Balón de Oro

Como ocurre con todo premio individual, cualquier ganador nunca tiene un valor absoluto, es decir, siempre estará sujeto a la visión subjetiva de cada aficionado, de cada deportista y, por supuesto, de cada periodista.

El Balón de Oro, más que cualquier otro trofeo, está sometido a la eterna especulación.

A lo largo de la historia de este trofeo, muchos han sido los futbolistas que han merecido hacerse con el galardón y no lo han hecho.

Grandes nombres, futbolistas de enorme talento que no vieron reconocida su enorme calidad. Xavi es el último de ellos. Unos por mala suerte, otros por coincidir con otras grandes figuras y muchos por no optar al trofeo hasta que en 1995 se convirtiera en un premio universal (hasta entonces sólo optaban jugadores europeos).

He aquí una lista de algunos de ellos. Para algunos sobrarán nombres; para otros faltarán. Y es que hasta en la lista de los no premiados, la subjetividad es inevitable.

[foto de la noticia]

Paolo Maldini

- Raúl González Blanco: Quizá el jugador que todo español recuerda como una de las grandes injusticias de este galardón. Pudo ganarlo varios años, pero todos apuntan al 2001, año en el que ganó Owen y él quedó segundo, como su gran oportunidad. Esta temporada fue Pichichi con 24 goles, máximo goleador de la Champions con siete goles, delantero del año por la UEFA y Bota de Bronce.

- Paolo Maldini: 25 temporadas en la élite, más de 900 partidos oficiales con el Milan, campeón de Europa hasta en cinco ocasiones, capitán de Italia, presente en cuatro Mundiales...parecen méritos suficientes para hacerse con el galardón. Y más viendo que de los tres defensas que lo han ganado, Cannavaro y Sammer son dos de ellos. Entró en el podio como tercero en dos ocasiones: 1994 y 2003.

- Samuel Eto'o: Desde que en 1995 se incluyera a los africanos como posibles ganadores, sólo Weah se ha hecho con el galardón. Incomprensible que el jugador más importante del continente negro de las última década no lo haya logrado. Años como el 2009, en el que marcó 30 goles en Liga y 4 en Champions, habrían sido propicios para ello. Ni siquiera ha estado presente en el podio.

- Thierry Henry: El delantero referencia en Francia y uno de los más importantes de Europa en la última década fue segundo en el 2003 y tercero en el 2006. Con un Mundial y una Eurocopa en su haber, una Liga de Campeones o un par de campeonatos ligueros en Inglaterra o España, Henry ha marcado época con sus más de 300 goles en sus 17 temporadas por las grandes ligas del viejo continente.

[foto de la noticia]

Dennis Bergkamp

- Alan Shearer: El 'killer' de Newcastle monopolizó los registros goleadores en Inglaterra a mediados de los 90. Su gran año, 1996, marcó 31 goles en la Premier y quedó máximo goleador de la Eurocopa pero sólo pudo ser tercero en el Balón de Oro por detrás de Sammer y Ronaldo. Le faltó ganar título a nivel colectivo, pero en el aspecto individual, fue uno de los grandes goleadores de los 90.

- Dennis Bergkamp: Considerado como uno de los jugadores más elegantes y con más clase de la historia del fútbol, marcó una época en el Ajax y posteriormente en el Arsenal. Su gran oportunidad apareció en 1992, donde fue máximo goleador de la Eurocopa y en la Eredivisie. Sólo pudo ser tercero por detrás de su compatriota Van Basten y el búlgaro Stoichkov. Un año después, quedaría segundo por detrás de Roberto Baggio.

- Ferenc Puskas: El 'Cañoncito' que torpedeó a toda Europa con sus goles durante veinte años se quedó a las puertas del trofeo en 1960, su gran año, por detrás de Luis Suárez. Esa temporada, Puskas fue Pichichi de la liga española con 25 goles y máximo artillero de la Copa de Europa con doce. Si Floriant Albert tiene uno, Puskas, considerado el mejor futbolista húngaro de la historia, también debería tenerlo.

- Michael Laudrup: Considerado por muchos como el mejor jugador de la historia en Dinamarca, figura del 'Dream Team' y máximo exponente del fútbol espectáculo, nunca vio reconocido a nivel individual su gran trayectoria. Estadísticamente no fue un prodigio pero su enorme talento y su magia dentro del campo bien merecieron una distinción.

[foto de la noticia]

Ronald Koeman

- Just Fontaine: El delantero francés quizá no tuvo una dilatada carrera ni hizo grandes cosas en el aspecto colectivo. Pero si este trofeo se da a veces por un momento, o si suele centrarse en los protagonistas del Mundial cada cuatro años, Fontaine tiene un argumento de peso: sus 13 goles en el Mundial de 1958, la mayor marca goleadora hasta el momento. Eso le permitió ser tercero, por detrás de Kopa y Rahn.

- Dino Zoff: Un ejemplo más de la marginación que sufren los porteros en este tipo de premios. Disputó cuatro Mundiales, ganó uno de ellos (el de España) y fue el dueño de la portería en Italia, y quizá en Europa, durante más de una década. Fue segundo en el galardón de 1973 por detrás de Cruyff. Su sobriedad y regularidad fueron argumentos suficientes para ganar, al menos una vez, este premio.

- Ronald Koeman: Uno de los mejores lanzadores de falta que se recuerdan y un defensa con una facilidad inusitada para hacer gol que sufrió el habitual ninguneo de los defensas en este tipo de premios. Dio al Barça su primera Copa de Europa en 1992 y marcó más de 200 goles en sus casi 650 partidos oficiales. Una cifra que deja muy claro la calidad de este defensa holandés.

[foto de la noticia]

Didier Drogba

- Franco Baresi: Tuvo la 'suerte' de coincidir con la época dorada del legendario Milan de los Van Basten, Gullit o Rijkaard. Precisamente con dos de ellos compartió el podio de 1989. Por su trayectoria, su regularidad, su abanico de títulos nacionales y europeos con el Milan, y por ser uno de los defensas más relevantes y recordados de la historia, Baresi mereció ganar el Balón de Oro.

- Romario da Souza: Tuvo la mala suerte de ver como coincidía su declive como futbolista con la implantación del trofeo a nivel mundial. Sus grandes temporadas en el PSV y el Barça o su estelar actuación en el Mundial del 94 llegaron con un año de antelación ya que hasta 1995 sólo podían ganar el trofeo jugadores europeos. Es uno de esos tantos brasileños que no pudo ganar el prestigioso galardón.

- Emilio Butragueño: Mito del Madrid y uno de los grandes goleadores españoles de todos los tiempos, saboreó las mieles del podio en dos años consecutivos, 1986 y 1987, logrando el tercer puesto. Dio nombre a la famosa 'Quinta del Buitre' y marcó época en Chamartín. Sólo la falta de títulos a nivel internacional le impidió consagrarse como la gran figura en alguno de los años de la década de los 80.

- Kenny Dalglish: Pocos futbolistas se recuerdan con más nostalgia en tierras británicas. Mito del Celtic y el Liverpool, dominó Europa con el conjunto 'red' durante varias temporadas y sólo la falta de éxitos con su selección le apartó del preciado galardón. En sus 22 años en la élite anotó más de 350 goles y dejó grandes momentos para el recuerdo, como su gol en la final de la Copa de Europa de 1978 ante el Brujas.

- Didier Drogba: Junto a Eto'o, el gran perjudicado de África entre los ausentes de este premio. Ni siquiera un podio tras siete temporadas en el mejor Chelsea que se recuerda. Comprometido con el gol y cabeza visible del equipo londinense que ha dominado Inglaterra en los últimos años, sólo la espina de la Copa de Europa le ha apartado de optar al Balón de Oro. Y su tiempo se acaba...

- Bernd Schuster: Tercero en 1981 y 1985, el alemán fue uno de los mejores centrocampistas de la década de los 80. Dominó la zona ancha en la liga española durante varios años y fue referencia con la selección alemana. Como ocurre con otros muchos, su falta de éxitos a nivel internacional resultó decisiva para apartarle del Balón de Oro.

- Paul Scholes: Muchos criticarán esta elección como una de las ausencias destacadas en este trofeo, pero su impoluta trayectoria y enorme trascendencia en uno de los mejores Manchester United de la historia son dos argumentos de peso para pensar en él como posible premiado. Sus 17 temporadas cargadas de títulos con los 'red devils' son dignas de reconocimiento.

- Paco Gento: Integrante del legendario Madrid que conquistó Europa hasta en seis ocasiones, vio como otros (Di Stéfano, Amancio...) se llevaban la gloria. Marcó 128 goles en sus más de 400 partidos vestido de blanco y deleitó a Europa con sus eternas incorporaciones por el lado izquierdo. Quizá ganarlo es pedir demasiado, pero sí al menos debió aparecer una vez en el podio.


.-

No hay comentarios :